martes, 25 de mayo de 2010

El Diseño Gráfico como agente de cambio social

El Diseño Gráfico como agente de cambio social

Por Benjamín Garibay



La vida y el comportamiento humano son difíciles de predecir y de estudiar. Aún cuando existen ciencias como la psicología, sociología y antropología que se encargar de analizar y documentar el comportamiento de individuos, grupos y sociedades, siempre hay un factor desconocido que llegar a cambiar todo lo establecido y normal para reintegrar las relaciones y los factores de vida diaria.


Es un misterio como ocurren las cosas y como ciertas nuevas ideas logran transformar a generaciones, moldear comportamientos y crear modas. Estas reacciones en cadena empiezan con un pequeño pensamiento, que se convierte en una postura que crece y se contagia entre las personas y con un efecto viral se introduce en los diferentes estilos de vida y crean cultura. Hacen cambios sociales.


Todo esto ocurre en todos los ambitos, llámese labolar, escolar, espiritual, profesional o social; gracias a que existen agentes de cambios, es decir, factores que crean una diferencia en los patrones de comportamiento y comienzan una reacción en cadena. Cómo diseñadores gráficos, nosotros tenemos ese poder de hacer los justo para comenzar un cambio social.


Los beneficios del diseñador es la magnitud de la exposición y alcance de su trabajo, al estar presente en prácticamente todos los lugares donde exista algo que ver y con una frecuencia, en algunas ocasiones, mayor a cualquier otro factor. El contacto continuo y de fácil acceso hace que la información que se comunica a través de los diseñadores hacia la sociedad, sea un mensaje sensible y gran captabilidad. Gracias a ésto, el público reacciona ante la situación y asimila el trasfondo generando cambios conductuales que afectan de alguna manera a la sociedad.


Así, el Diseño Gráfico carga en su función una gran responsabilidad en cuanto a el futuro de la sociedad se trata, pues los diseñadores son los que plasman los mensajes y tienen la oportunidad de dar un giro bueno o malo, es decir, pueden ayudar a mejorar la sociedad u olvidarse del fin principal, que es comunicar, para hacer lo necesario para vender y ganar dinero sin importar las consecuecias a corto o largo plazo y a quienes afecten éstas.


Los cambios se pueden dar desde diferentes ángulos, ya sea desde el diseñador empleando materiales y medios, proveedores y todos los medios que no afecten a la sociedad o al medio ambiente. Reduciendo costos para generar mejores precios, menor uso de materiales, y mejorar la economía de una manera indirecta. Otra manera, una más directa, es el comunicar responsablemente. Crear gráficos basados en los principios humanos y valores universales, enseñando a través del mismo trabajo.


Existe la idea errónea de para vender hay que enseñar, y no no más el producto, sino lo necesario para llamar la atención del cliente y convencerlo de que el producto es el mejor. Dejan de lado la moral y el respeto a la indivualidad para seducir a la sociedad a través de conductas consumistas, mensajes contaminantes y antivalores que solo afectan y reducen a los seres humanos como individuos y como sociedad.


Sin embargo, la realidad es otra. No es una obligación corromper la moralidad, ni una necesidad para llegar al fin, para llegar a la comunicación efectiva ni a la venta. Un ejercicio sano del Diseño Gráfico lleva a mejores y mas firmes metas, al mismo tiempo educando y creando conciencia de los temas principales en una sociedad.


Un ejemplo de este tipo de práctica es el diseño editorial. A través de una buena elección de los libros que se publican, evitando textos que no respeten los principios, aceptando a autores novatos dándoles oportunidades de darse a conocer, creando campañas para los libros que respondan de manera positiva a la sociedad, vendiendo los libros a precios justos y sobretodo al propiciar la lectura.


Como fundador y creador de una casa editorial, mi misión es dar los mejores servicios de edición, redacción, fotografía, distribución, ventas y producción, de manera justa y ética con los escritores nuevos y profesionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada